La comunicación es clave para tener una buena relación con mi hija(o).

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Aunque tengamos las mejores intenciones como padres, nunca estaremos libres de cometer errores, vamos aprendiendo junto con nuestros hijos. Y una de las cosas fundamentales que debemos aprender es lograr una buena relación con ellos y la Comunicación es clave.

Comunicarse es mucho más que imponer reglas, dar consejos,  órdenes, exigir, corregir y enseñar lo que hay que hacer.

La Comunicación es un arte que comprende una serie de estrategias efectivas de comunicación donde lo fundamental es el respeto hacia nuestro hijo(a). Reconocer a nuestro hijo(a) como un individuo distinto a nosotros, con sus virtudes, defectos y necesidades propias.

Estrategias de Comunicación Efectiva

1.- Respetuosa, ya que atiende, escucha  la perspectiva de su hijo,  aunque no esté de acuerdo en algunos aspectos.

2.-Comunicar a los hijos que los padres a toda hora, bajo cualquier circunstancia están dispuestos a escuchar, para lograr un verdadero intercambio de sentimientos y no sea un interrogatorio lleno de monosílabos que muchas veces quiere decir “   ocupado, con poco tiempo para escuchar”.

3.-Es importante hacer partícipes a los hijos en los temas familiares, las vacaciones, las alegrías, penas, situación económica, etc. donde puedan  dar su opinión y  ser escuchados.

4.-Demostrales confianza al pedirles su opinión, para que se acostumbren a expresar lo que  sienten.

5.-Claridad, es importante ser claros al expresar una petición, para evitar malos entendidos que perjudiquen la comunicación.

6.-Contar como nos sentimos, ante determinadas situaciones en la que los hijos estén o no implicados, para que descubran que expresar los sentimientos, opiniones, alegrías, problemas no es tan difícil, y que se obtiene una sensación de alivio al expresar.

7.-Escuchar sin juzgar, es muy importante que nuestros hijos sepan que serán escuchados sin tener que ser juzgados y sentenciados continuamente por sus actos y opiniones. Si los hijos saben de antemano que vamos escuchar sin juzgar estarán más dispuestos a hablar y contarnos lo que les sucede.

8.-Ser Directos, con nuestro mensaje, porque reduce la posibilidad del doble mensaje, que lleva a confusión y empeora aun más el problema.

9.-Evitar las Ironías y los Sarcasmos, porque son  crueles y dañinos para  nuestros hijos.

10.-Escuchar atentamente, poner atención cuando hay algún problema, que tu hijo sienta lo importante que es para ti, al saber  que hay una buena disposición a escuchar, los hijos estarán motivados para hablar.

11.-Evitar las comparaciones, no comparar los hijos con otros hijos.

12.-Cuidado con las palabras que usamos al referirnos a nuestros hijos, porque siembran las bases de la construcción de la imagen personal. Algunas madres pueden ser cálidas en el contacto físico, pero decir palabras que  descalifican al hijo, como eres torpe, lento, etc.

13.-No ignorar, preguntar lo que haya que preguntar aunque cueste escuchar lo que se va a decir. Hay padres que no escuchan o ignoran porque no les gusta lo que van a escuchar. Es mejor ser un padre que escucha a ser un padre que ignora.

14.-La Comunicación debe basarse en hechos reales, no en ideales que  los padres esperan de los hijos.

15.-Escuchar, los hijos necesitan que sus padres estén atentos a cualquier señal, por pequeña que sea que sus hijos quieren ser escuchados. Ofrézcale  tiempo de calidad a su hijo, escuche sin prisa. Sin tener la cabeza puesta en otra cosa.

16.-Conceder espacios y tiempos para escuchar a los hijos, es muy importante, si no son  escuchados se encierran en sí mismos y difícilmente hablaran de sus necesidades o inquietudes.

Posteriormente no se lamente si los hijos no son comunicativos con usted y buscan sustitutos no adecuados que los escuchen.

17.-Evitar los deberías,  por expresiones que motiven o inviten a colaborar a nuestros hijos.

18.-Legitimadora, una comunicación que valide las emociones y necesidades de nuestros hijos y partir de esta premisa a la hora de escuchar.

19.-Evitar conceptos Universales, como nunca, siempre, todos y referirse a la situación o conducta particular en el momento. Nunca  haces las cosas bien, siempre contestas mal, todos los días haces berrinches a modo de ejemplo.

20.- Motivadora, ya que se focaliza en las fortalezas y capacidades de los hijos a futuro.  Eres una gran lectora, que bien solucionaste el problema de matemáticas, me encantan tus dibujos son muy bellos etc.

21.- Estratégica, porque busca el momento adecuado, el tiempo exacto, para tener un encuentro positivo de comunicación.

22.-Conciliadora, porque se centra en aquellos puntos de acercamiento que facilitan la comunicación con tu hijo.

23.-Humilde, porque es una comunicación que acepta que todos cometemos errores, y que somos capaces de pedir perdón.

24.-Saber hablar cuando se requiera, y saber callar para escuchar con atención a nuestros hijos.

25.-Confiable porque respeta la intimidad de nuestro hijo, y no comenta sus cosas sin estar autorizado con otras personas.

26.-Congruente, la comunicación verbal debe coincidir con los gestos y el tono de voz.

27.-Generativa, favorece la búsqueda en conjunto para nuevas soluciones. Ambos pueden aportar en forma creativa en nuevas formas de solucionar los problemas.

28.-Amable, debe ser con palabras que inviten y motiven.

29.- Flexible, adaptada a las necesidades y el desarrollo de su hijo, en la búsqueda de nuevas soluciones a los problemas.

LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN AL RELACIONARNOS CON LOS HIJOS.

Todos queremos lo mejor para nuestros hijos, y tener una buena comunicación es fundamental a la hora de relacionarnos con ellos.

 La Comunicación es un arte  que hay que dominar con inteligencia y mucho amor. Para que haya un diálogo profundo es fundamental construir una buena disposición por ambas partes. Los padres deben mostrar estar dispuestos a escuchar a los hijos y los hijos tienen que estar motivados para hablar.

Escuchar con atención a tu hijo(a) es muy diferente a oír, porque al escuchar están los cinco sentidos y el corazón en ello, integrando la atención, los sentimientos, la comprensión, la sensibilidad, empatía, habilidad de expresar sentimientos, etc. Y práctica que no se obtiene de un día para otro.

 Cuando escuchamos atentamente a nuestros hijos, podemos reconocer los sentimientos que están detrás de lo que dicen y de lo que callan, esa escucha reflexiva es como un espejo  donde el niño(a) se ve a sí mismo(a) con más claridad y a la vez en este proceso se brinda al hijo la oportunidad de hacer una revisión de lo que le preocupa y a la vez le permite sentirse comprendido.

La Comunicación con nuestros hijos implica un ejercicio de confianza,  un diálogo abierto donde ( padres e hijos) sean capaces de expresar opiniones, y sentimientos frente a sus puntos de vista.

Una comunicación cercana, abierta y sincera entre padres e hijos permite a los hijos tener a quien recurrir cuando lo  necesiten evitando así caer en fuentes poco adecuadas.

El éxito de una buena comunicación, se reflejara   en jóvenes más confiados de sí mismo, independientes, capaces de tomar sus propias decisiones y de autocontrol de sus emociones.

Reserve su hora de atención psicológica al teléfono:  (2) 2303 2614
o escríbenos a This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Horarios de atención
Lunes a Viernes de 12 a 22 hrs
Sábado de 12 a 20 hrs

Valor Atención:
$ 30.000 por sesión
(Independiente si es sesión individual o en pareja)
Duración sesión: 1 hora

Forma de Pago:
Particular e Isapre